Archivo de Noviembre de 2015

A mis padres

No me hace falta recordaros
porque nunca os he olvidado.
Quisiera poder manteneros conmigo
para contaros todo aquello,
que bien por falta de tiempo o por sandeces del ser humano,
no pude trasmitiros como hubiera deseado.
No me hace falta entristecerme
porque os sigo viendo como si nada hubiera pasado.
Os fuisteis con dignidad, sin ruido.
La muerte prefirió acariciaros.
Ahora en verdad me siento huérfano,
cuando ya os habéis ido ambos.
Da igual la edad, da igual el tiempo,
pues el vacío es tan grande
que solo el corazón es capaz de superarlo.
No me hace falta lloraros
porque a pesar de no veros os siento amados.

Libros publicados

Es motivo de orgullo saber que infinidad de horas de trabajo al final merecen la pena cuando ves los libros publicados.